¿Cómo agilizar tu organización con un software empresarial?

software-empresarial-de-gestion

Los Software de Gestión Empresarial han sido diseñados para conseguir una mejor distribución de las tareas y una mejor gestión en general de la organización, incluso en el caso de las organizaciones o grupos empresariales más grandes.

No obstante, para elegir un buen ERP es imprescindible conocer qué funcionalidad necesita y requiere tu organización, para saber detectar y elegir de la mejor manera los módulos que necesitará tu compañía.  

Principales ventajas de un Software de Gestión Empresarial

Un buen Software de Gestión Empresarial debe facilitar al máximo el trabajo a los empleados y directivos de la compañía, ya que organiza el trabajo y nos informa de qué es lo que necesita en cada momento. Es decir, un Software de Gestión monitoriza toda la organización, con el objetivo de que todo funcione correctamente.

Entre las principales ventajas de estos programas destacamos las siguientes, entre otras que ya se comentaron con anterioridad (Los 9 beneficios de implantar un ERP en tu empresa):

  • Variedad de módulos: Una de las ventajas más significativas que conocemos de este tipo de software es la gran variedad de módulos y la flexibilidad en su aplicación según las necesidades de cada organización. Los software de gestión empresarial han sido diseñados en base a las actividades más comunes de las empresas, pasando por las más complejas y adaptadas a las necesidades particulares de cada cliente. LIBRA ERP está formado por 26 módulos que cubren toda la operativa empresarial, permitiendo la automatización de todos los procesos dentro de la compañía.
  • Organización de tareas y gestión de las mismas: Que una empresa pueda disponer de una solución como esta es sencillamente perfecto y muy práctico para la dirección.  Ya que, en todo momento, pueden tener una visión general y fragmentada de todo lo que ocurre, ha ocurrido o ocurrirá dentro de la organización.  
  • Ahorro de tiempo: La reducción de tiempo en la operativa empresarial es una consecuencia de las dos ventajas anteriores, puesto que el resultado de una amplia oferta de módulos y aplicaciones que ayudan a una mejor organización y gestión de las tareas implica incuestionablemente una reducción o ahorro en el tiempo de ejecución de dichas tareas.

Una nueva modalidad de CRM: el Social CRM

Entre los módulos más escogidos encontramos el CRM, que se presenta como uno de los recursos más útiles y demandados por todo tipo de empresas. Se trata de una solución que gestiona las relaciones con los clientes, intentando mejorar la atención y la relación tanto con éstos como con los potenciales.

El Social CRM también tiene como principal objetivo la buena gestión de tareas orientadas a la gestión comercial, el marketing y el servicio postventa o de atención al cliente, pero teniendo como referencia un entorno social.

Debido a la importancia que están cobrando las redes sociales en nuestros días, cada vez es más frecuente que este tipo de soluciones se vayan introduciendo en dichos canales. Poder combinar todo lo que ya sabemos de cada uno de nuestros clientes con nueva información sobre su actividad en las redes sociales podría ser una muy buena manera de completar el perfil del cliente,  comprender sus necesidades y adelantarnos a ellas.